Sobre el Movimiento

El movimiento

Antecedentes

Un 28 de julio del 2020 en plena pandemia COVID-19, se da el nacimiento del Movimiento de Alimentación Saludable, como el resultado de una articulación entre productores, académicos, consumidores, organizaciones sociales de salud, ambiente y organismos regionales, con la finalidad de identificar temas y agendas de investigación sobre Sistemas Alimentarios Sostenibles y Saludables, impulsado por la red de organizaciones de consumidores llamada CONSUACCIÓN.

El Movimiento de alimentación saludable nace de la gran necesidad de un cambio en nuestra cultura, con compromisos y concientización de todos los consumidores para disminuir el consumo de productos  ultra procesados, mediante políticas  públicas  que den impulso a una mejor información al consumidor, que contribuya a disminuir publicidad  que promueve el consumo de productos ultraprocesados  y fortalezca un consumo de alimentos  saludables, por medio de la dotación de recursos de los pequeños productores(as) locales.

Nuestra dirección apunta a promover el buen comer, mediante técnicas amables con el ambiente y el bienestar animal. Nuestra esencia es promover una mejor salud para todo Panamá, haciendo énfasis en nuestras áreas rurales y todas nuestras comarcas.

Contamos con profesionales que pueden capacitar y orientar tanto en técnicas de producción para cuidar de nuestra biodiversidad como de nuestra salud con productos sanos, profesionales que orientaran en el consumo de alimentos nutritivos, no se trata de comer se trata de nutrirnos, previniendo enfermedades y otros padecimientos que afecten a la población y a nuestro medio ambiente.

home
home
home
home
home
home
home
home

Misión

Sensibilizar a todos los consumidores de Panamá sobre la importancia de los alimentos como mecanismo para promover la salud y prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles.

Visión

Ser uno de los mejores movimientos dedicados a la promoción de una buena alimentación y estilos de vida saludable tanto a nivel nacional como internacional. Acercando a su vez a todos nuestros productores nacionales con los consumidores

Valores

Movimiento organizado en torno a valores y principios de salud igual para todos, trabajo en equipo, transparencia total y solidaridad entre sus miembros.

Sobre el Movimiento

Hace apenas cuarenta años, los restaurantes de comida rápida vendían sus productos en cajitas felices, el pan blanco era el más vendido del mercado, y los consumidores que buscaban opciones saludables recurrían a comidas pre-empacadas cargadas de conservantes y aditivos. Y cuarenta años después, observamos que la influencia de los movimientos de los alimentos saludables en el mundo no puede ser subestimada. Las ventas de productos naturales superan el 15% y se espera lleguen a 20% en 2025. Los supermercados tienen cada vez más alimentos naturales en sus tiendas. Y la gente cada día está más preocupada de transgénicos, pesticidas y aditivos artificiales.

Los movimientos de alimentación saludable intentan recuperar el control de dónde proviene nuestra comida y rescatar el poder de alimentarnos a nosotros mismos y a nuestra comunidad con productos sanos. En Panamá, un promedio de cincuenta productores abandonan sus tierras cada año porque el sustento no les alcanza para cubrir los gastos. Nuestro medio ambiente está cada vez más comprometido, y una causa importante es la producción industrial de alimentos.

Junta Directiva del Movimiento de Alimentación Saludable

Los movimientos de alimentación saludable luchan para llevar el tema de los alimentos a un punto desde donde se puedan crear sistemas de producción compatibles con el medio ambiente y la salud de la población. Por eso, la primera prioridad de un movimiento de alimentación saludable es tratar que las personas coman bien y no se enfermen. Es decir, el principal objetivo de un movimiento de alimentación saludable es precisamente la salud de la población. Las personas cuando comienzan a comer mejor y conducen su mirada a la solución de los problemas de salud, inmediatamente ponen freno a la tendencia ascendente de muertes que ocurren por enfermedades relacionadas con nuestras dietas y que representan actualmente la principal causa de mortalidad: hipertensión, colesterol alto, diabetes, cáncer, tumores y obesidad. Dos de tres personas adultas en Panamá sufren de obesidad o sobrepeso, lo cual es una verdadera epidemia casi convertida en pandemia.

Los movimientos de alimentación saludable están vinculados también con producir buena comida y crear buenas comunidades. Al tener acceso a alimentos saludables, se adquieren las herramientas y el conocimiento para cultivar y cocinar buenos alimentos.

Los panameños necesitan un movimiento social fuerte para estimular la alimentación saludable, propiciar la educación rural y motivar clases de cocina, además de incentivar la creación de espacios abiertos y huertos en escuelas y barrios. Lo importante es sensibilizar a la gente de cómo los alimentos afectan la salud y de cómo las políticas y la economía juegan un papel en la producción y distribución de alimentos.

El Movimiento de Alimentación Saludable impulsa la comida sana y practica la agricultura sostenible. Además, fomenta el consumo de productos locales que son cultivados y cosechados en áreas cercanas, compartiendo información de estos productores por provincia. Sus miembros consideran esencial que todo lo que se coma sea fresco y que no haya incurrido en “millas de comida” excesivas al ser transportado desde el extranjero. La campaña gubernamental de “Consume lo Nacional” es parte de la filosofía de este Movimiento.

El Movimiento de Alimentación Saludable promueve también la producción de alimentos libres de plaguicidas, esos agroquímicos que se usan alegremente en la agricultura y se han comprobado nocivos para la salud de los agricultores y consumidores. Hay estudios que relacionan el uso excesivo de plaguicidas en los alimentos con la proliferación de enfermedades como cáncer y otros problemas médicos graves.

El Movimiento de Alimentación Saludable cuenta con profesionales que pueden capacitar y orientar a la población en el consumo de alimentos destinados a mejorar la salud y prevenir enfermedades y otros padecimientos que afectan a la población. Es decir, se procura la producción de alimentos naturales, incluyendo carnes, aves y pescados, pero adoptando nuevas formas de producción en respuesta a las preocupaciones ambientales y de salud. Es conocido que un porcentaje cada vez mayor de la población está intranquilo por el impacto ambiental de la ganadería, por las emisiones de gas metano, preocupaciones que están llevando a más personas a un estilo de vida más natural y más sostenible.

X